EDUCACIÓN

 

LOS CACHORROS DE WEIMAR:

Son como ratitas grises con unos ojos azules preciosos cuando son pequeñitos. No nos dejemos engañar por estas pequeñas y dulces criaturas porque con sus dos mesitos de vida ya nos empezarán a demostrar que son criaturitas muy activas a quienes les gusta salir a dar largos paseos, oler y rastrear. Cuando alguien que no dispone de tiempo adquiere un cachorro, y no puede darle la atención que éste requiere, es el cachorro el que sufre. Todo lo que prepares para su llegada hará más fácil las cosas. Cuanto más informado estés, mejor sabrás lo que puedes esperar, y estarás mejor preparado para manejar los incidentes que puedan surgir. Si estás pensando en tener un Weimaraner, debes tener en cuenta que tu rutina va a cambiar, y que tendrás que responsabilizarte de tu amigo a lo largo de toda su vida.

EL BRACO NO ES UN PERRO DIFICIL:

Pero hay que tener en cuenta sus necesidades. Son perros fieles, y sienten devoción por sus dueños. Infórmate sobre esta raza y asegúrate de que es la idónea para tu carácter y forma de vida. Los Weimaraners son perros muy inteligentes, afectuosos, valientes y protectores. Son muy familiares. Tienes que proporcionarles contacto constante. Necesitan de tu tiempo. Esta raza es muy inteligente, lo que hace que los Weimaraner necesiten constantes retos a su inteligencia privilegiada. Son muy protectores y cuidan de su familia, sin ser agresivos. Busca un criador de confianza que te ayude y respalde, respondiendo a tus dudas e inquietudes, y que pueda dar buenos consejos y te hable sinceramente .Aunque pueden vivir en un piso, el braco de Weimar es un perro grande y que desborda energía. Necesitan constante ejercicio físico, correr y desfogarse en el exterior. Si no lo hacen, su imaginación para acabar con tus muebles dentro de casa se pondrá a funcionar. No les gusta estar solos durante largos periodos de tiempo.

Si tu trabajo hace que estés todo el día fuera, el Weimaraner se sentirá solo y no estará bien. Puede ladrar en exceso y desarrollar conductas destructivas. Si llevas una vida impredecible, con cambios continuos por tu trabajo u otras circunstancias, ten en cuenta los problemas que vendrán con el cachorro. Son perros muy testarudos. Se necesita cariño, pero también paciencia y firmeza. Si cedes en algo, luego te será muy complicado corregir ese comportamiento. Necesitan un dueño con personalidad que actúe de líder. Hay que hacerle entender cual es su posición en la familia desde que es un cachorro. Es un buen perro para estar con niños, cariñoso y dispuesto al juego, pero los niños tienen que saber que no es un juguete, deben respetarlo.

Es de esperar que toda la familia quiera colaborar en su cría y en sus cuidados. La emoción de tener un perro suele suscitar muchas promesas por parte de los ansiosos miembros de la familia: yo le sacare a pasear cada día, yo le daré de comer, etc.., pero estas cosas requieren tiempo y esfuerzo y las promesas se olvidan fácilmente una vez se ha desvanecido la novedad que supone la nueva mascota. El nuevo cachorro debe ser alimentado con regularidad, sociabilizado (querido, acariciado, manipulado, presentado a otras personas) y debe conocer el mundo exterior para cosas como el adiestramiento en lo que se refiere a hacer sus necesidades. El secreto de la felicidad tanto para el perro como para sus dueños es: ejercicio, paciencia, firmeza y mucho cariño. Son perros extremadamente bellos, y los cachorros son tiernos y preciosos. Es tentador guiarse sólo por su belleza y comprar un cachorro sin pensar en las consecuencias. Valora primero qué supondrá tener a este nuevo miembro en la familia, y asegúrate de que podrás cubrir sus necesidades a lo largo de toda vuestra vida juntos.

 

 

 
 

 
 

Pagina Personal  
Terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de gráficos y/o textos.
Gracias

MarianDesigns .Todos los derechos reservados.. Copyright. 10/02/2021